Sandy Ulacio García: En Venezuela nos quebraron por dentro – LaPatilla.com

Uno de libros que más atesoro de mi biblioteca es El Pricipito. Su lectura es simple, pero sus enseñanzas son de consulta diaria. Hoy quiero comenzar esta columna con una de esas enseñanzas a la que hago referencia: “Veo humanos, pero no veo humanidad”. Esta simple frase resume lo que actualmente percibo en muchos de los venezolanos. Las muertes recientes por esta enfermedad tan terrible para la humanidad como lo es el Covid-19, ha puesto de manifiesto que perdimos aquello que caracterizaba a los nacidos en estas tierras, y era que de los muertos no se hablaba mal.

Y es que siento que nos quebraron por dentro. Ya no nos importa la familia o los amigos de quienes pierden un ser querido. Usamos el color de la franela que vistió o su manera de pensar para alegrarnos de su partida. Pongo como ejemplos al diputado Hernán Alemán, el exsacerdote Vidal Atencio o el gaitero y actor Daniel Alvarado. Los mensajes de odio se multiplicaron y corrieron fugaces por las redes sociales de los seguidores de uno u otro bando político. La consigna parecía ser “que los muertos entierren asus muertos”, y no precisamente en el tono bíblico.

Nuestras acciones como adultos son vistas y copiadas por nuestros niños así que les pregunto ¿estamos fomentado qué clase de valores? ¿estaremos formando una nueva generación de resentidos?

Si la forma de pensar es la condenación de la persona una vez muerta, me permitiré dejar otra reflexión, esta vez del dramaturgo español Jacinto Benavente, ante lo que estamos perdiendo “es triste condición de la humanidad que más se unen los hombres para compartir los odios, que para compartir un mismo amor”.

Privada o pública… En las horas que precedieron la publicación de esta columna el colega periodista Miguel Ángel Román, recibió una serie de amenazas de muerte para él y su familia, aún en su lugar en el exilo. ¿La razón? Señalar que el gobernador del estado Zulia, Omar Prieto y parte de su entorno estaría comprometido de salud con el Covid-19.

Como bien se sabe, el secretario de asuntos agropecuarios de la Gobernación del Zulia, era Vidal Atencio, quien falleció por esta causa, así que podría existir una probabilidad de contagio en ese entorno. Sin embargo, quiero dejar varias cosas en consideración. 1) El derecho a informar no constituye un delito bajo ningún concepto. 2) Omar Prieto puede acudir a un centro de salud privado o público si necesita una valoración médica. 3) Si dio positivo en prueba rápida debe aislarse en su residencia o en uno de los lugares definidos para este tipo de pacientes según los protocolos, informar a todo el personal que haya estado en contacto que debe realizarse el despistaje y anunciarlo por ser una autoridad con responsabilidad de gobierno. 4) Si una vez realizada la prueba PCR se confirma el diagnóstico, elegirá si sigue el protocolo y asiste a un hospital centinela -con lo que demostraría moralmente que sus palabras que estos están dotados y acondicionados para la atención-, o elegiría un centro de salud privado. Hechos y acciones simplemente.

Por cierto, los mensajes enviados al colega Román bien pueden tipificarse como “delito por instigación al odio” y habría que ver si la persona que se exhibe con armamento de guerra es funcionario porque, según recuerdo, los portes de armas están suspendidos desde hace mucho, y más para este tipo de pertrechos.

Hambre… La más reciente edición de la Encuesta de Condiciones de Vida en Venezuela, Encovi 2019-2020, muestra cifras alarmantes sobre el hambre en los hogares venezolanos; y es que el “74% de ellos señala que hay preocupación e inseguridad alimentaria”, y estamos “por encima de Haití como país cuyos niños menores a 5 años presentan desnutrición crónica”. El hambre está cobrando en muchos aspectos más que la pandemia y, ante la imposibilidad de trabajar, se han disparado nuevamente los robos y atracos. Para muchos padres, la realidad de un hijo muriendo de hambre lo lleva a la “tranquilidad del desesperado” de la que habla Rubén Blades.

A tiempo… El contar solo con cuatro horas para hacer compras ha traído aparejado grandes concentraciones en los establecimientos o en sus áreas perimetrales, y más si tomamos en cuenta las restricciones de movilidad entre municipios. De poco o nada vale restringir si se mantiene una gran cantidad de población potencialmente expuesta al virus. Me atrevería a sugerir que se aplicara la salida a comprar por terminales de cédula para evitar aglomeraciones innecesarias.

Incitación… Me informan que está en marcha una nueva fase de la denominada “Operación Alacrán”. Esta vez los pasos los llevan a tocar a los diputados de la Asamblea Nacional que se encuentran presos. La oferta incluye libertad y dinero a cambio de unirse a la AN presidida por Luis Parra y la obligación de ser candidato en diciembre. Al parecer ya hay uno ganado a la idea y otros dos que se niegan a vender su dignidad. La oferta tiene un corto plazo de vencimiento.

Sismo… Es lo que se avecina en el plano político zuliano. Las placas tectónicas del tejido humano de las toldas políticas comenzarán a moverse en los próximos días. Se esperan muchas sorpresas e infinidad de réplicas.

Aporte… Las nuevas toldas habilitadas, solo para el Zulia, por el Consejo Nacional Electoral (CNE), para las venideras parlamentarias en diciembre son el Partido Centro Democrático (PCD), y el Partido de Acción Zuliana (PAZ). El primero de ellos pertenece a Carlos Alaimo; mientras que el segundo es del diputado José Sánchez “Mazuco”. El primero lo anunció con bombos y platillos, aunque ahora no sabe si van a participar. El segundo, está convencido que se debe ir al proceso. La única duda que tengo es cómo recogieron las firmas necesarias para validarse en tiempos de cuarentena. Por otro lado, y aunque me tilden de ilógico, me quedo con la frase de Antoni Gutiérrez – Rubi en la Cumbre Mundial de Comunicación Política “¿Política sin partidos? La democracia necesita mejores instrumentos, no menos. Esa debería ser la prioridad”.


Sandy Ulacio García
Periodista, asesor y analista político
[email protected]

Esta publicación se publicó originalmente en Página 3 – LaPatilla.com – Ver artículo original

Por favor, siga y nos gusta:
error

Sobre el Autor

Admin
Haber vivido e invertido en Venezuela a tiempo completo durante los últimos ocho años y haber visitado los doce años anteriores. Estudió y siguió de cerca los desarrollos en Venezuela desde 1996.