Rubén Limas Telles: 78 años de edad

Este 13 de septiembre Acción Democrática arriba a sus 78 años de historia y lucha por la democracia venezolana. En el marco de una profunda crisis económica, social, política y moral AD ratifica al pueblo de Venezuela su vocación de poder, para lograr las grandes reivindicaciones sociales que tanto necesitamos.

No en vano la gente va por allí diciendo con “AD se vive mejor”. No es un simple slogan, es un sentimiento nacional arraigado en lo más profundo del corazón de nuestros conciudadanos.

Pretendieron unos usurpadores del poder hacerle creer al país que los gobiernos del Pacto de Puntofijo fueron años perdidos. Resulta y acontece que no fue así, son los únicos 40 años de gobiernos civiles que hemos tenido en Venezuela, donde se dieron las grandes transformaciones para el desarrollo del país. Desconocer los logros de más de cuatro décadas de gobiernos democráticos es desconocer la historia.

Transformamos a Venezuela de rural, campesina, a Industrial y urbana. La Venezuela de 1958, no se parece en absoluto a la Venezuela que le entregamos a la Barbarie en 1998. La dictadura de aquel entonces llenó las cárceles y cementerios de gente honesta, por disentir del gobierno. No había libertad de expresión, ni medios de comunicación independientes, existía la nefasta “Seguridad Nacional” que torturó, vejo y asesino a miles de venezolanos que se oponían al dictador.

Para ese entonces solo había en el país 3 universidades nacionales (UCV, ULA y LUZ), dos de ellas cerradas por el régimen, y dos privadas. Liceos con el bachillerato completo en Caracas, Valencia, Barquisimeto, Maracaibo, Mérida y San Cristóbal. Quienes querían alcanzar el título de bachiller debían ir desde los distintos puntos de la geografía nacional a estas ciudades. Habían muy pocos hospitales y dispensarios de salud, poquísimas escuelas, el sector industrial era muy pequeño. Venezuela estaba desmembrada por falta de vías de comunicación. Grandes extensiones de tierra en pocas manos. La electricidad era un lujo para los venezolanos. El número de profesionales eran escasos. La industria mínima, la mediana y pequeña no existía. Era un país de capataces.

Pero llegó la Democracia y los gobiernos de AD y cambiamos ese panorama.

La Democracia dio libertades plenas, abolió censura en los medios de comunicación social. Se masificó la educación y la salud llegó a todos los rincones del país. Construimos la clase media más poderosa de América Latina con los hijos de los trabajadores y campesinos que tuvieron la oportunidad de estudiar en las mejores universidades del mundo a través de la Beca Mariscal de Ayacucho. Construimos a Pdvsa como una de las industria petrolera más importante del mundo. Aqui en Valencia teníamos la Zona Industrial más importante del país, hoy convertida en cementerio.

Todos esos logros no se pueden tapar con mentiras ni engaños.

AD produjo la única y válida revolución que transformó a Venezuela.

Hoy camino a la libertad del país, consolidamos la unión como único antídoto para derrocar a quienes hoy usurpan el poder.

No perdamos la esperanza, ni la fe militante en los cambios que están por venir. De momento a conmemorar nuestros 78 años de vida partidistas. Un fortísimo abrazo blanco.

Esta publicación se publicó originalmente en Página 2 – LaPatilla.com – Ver artículo original

Por favor, siga y nos gusta:
error

Sobre el Autor

Admin
Haber vivido e invertido en Venezuela a tiempo completo durante los últimos ocho años y haber visitado los doce años anteriores. Estudió y siguió de cerca los desarrollos en Venezuela desde 1996.