Mercedes De Freitas: La corrupción de Maduro tiene ramificaciones en gran parte del mundo

Mercedes De Freitas, de Transparencia Venezuela, en la OEA / Foto vía video YouTube

La Directora Ejecutiva y fundadora de Transparencia Venezuela, Mercedes De Freitas, considera que el patrón de corrupción ejercido por el madurismo ha escalado a niveles inimaginables, que se ha convertido en el factor principal de la compleja crisis humanitaria que viven los venezolanos.

Por el Centro de Comunicación Nacional

“No se trata solamente de un modelo político el responsable de la destrucción institucional, sino que ese modelo ha conformado un patrón de corrupción tan grande que se apropió del dinero publico a mansalva, sin ningún tipo de limites y con total impunidad”, afirmó De Freitas, quien sirvió de ponente en el marco del Foro “El impacto de la corrupción venezolana en el mundo”, organizado por la Embajada de Venezuela en Guatemala y su representante diplomática, María Teresa Romero.

Si bien, desde el año 2003 se viene desarrollando esta red de corrupción, con Maduro en el poder alcanzó su cenit y se expandió por muchas partes de mundo dejando importantes impactos como la migración, el financiamiento político a sus aliados, el lavado de dinero, el narcotráfico, el crimen organizado internacional, entre otros aspectos.

Para De Freitas el patrón de corrupción del madurismo resulta de la configuración de varios elementos muy complejos que desencadenan en un poderoso sistema autoritario de control, con el único objetivo de mantenerse en el poder a costa de las riquezas de todo un país. “Solamente con Petrocaribe el chavo-madurismo otorgó más de 28 mil millones de dólares en ‘ayudas’ a otros países, aliados políticos, para financiar elecciones y comprar voluntades. Lo mismo ocurre con el lavado de dinero y otros delitos en varias partes del mundo que configuraron una de las migraciones más grandes en la historia de la humanidad”, destacó.

Las ramificaciones de la corrupción sistémica y poderosa en Venezuela como consecuencia de la carencia de un estado de derecho y la violación sistemática de los derechos humanos es un tema infinito. Países como Cuba, Rusia, China y los nuevos aliados Irán y Turquía no disponen de cifras públicas para cuantificar el tamaño de la “gran corrupción” a nivel internacional.

Hoy Venezuela esta en el ultimo lugar de América en el Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) y entre los últimos 10 del mundo, lo que evidencia, en gran medida, los poderosos tentáculos que ha creado el régimen madurista con el uso de los bienes públicos.

El caso Saab

Una vez que el empresario colombiano Alex Saab fue detenido por la Interpol en Cabo Verde, comenzaron las especulaciones sobre las poderosas redes de corrupción que manejaba en diferentes países del mundo. México, Irán y Rusia eran sus destinos más comunes. No en vano, Saab manejó a su antojo y en la oscuridad, millones de dólares del erario publico venezolano, y al final el propio canciller del régimen lo protegió como “agente del estado”.

De Freitas fue enfática en señalar la importancia de la extradición del colombiano a los Estados Unidos. “Este personaje logró establecer todo un entramado de empresas con conexiones en muchas partes del mundo, con más de 700 personas involucradas en los casos de corrupción en los cueles fue partícipe”. Indicó.

Pero es que a Saab también se le señala de ser el poder corruptor para comprar diputados opositores, infiltrar partidos políticos y espiar para Maduro. Sin embargo; el mayor escándalo lo vinculan con su círculo íntimo: el propio Maduro, Cilia Flores, Alvaro Pulido, José Gregorio Vielma Mora y Tareck El Aissami como la poderosa red de crimen organizado, de corrupción y crimen organizado.

Esta publicación se publicó originalmente en LaPatilla.com – Ver artículo original

Por favor, siga y nos gusta:
error

Sobre el Autor

Admin
Haber vivido e invertido en Venezuela a tiempo completo durante los últimos ocho años y haber visitado los doce años anteriores. Estudió y siguió de cerca los desarrollos en Venezuela desde 1996.