La República requiere de un nuevo liderazgo, por José Machillanda

Para enfrentar la tiranía con su ejercicio brutal y a discreción -como lo aplica el socialismo militarista- se requiere de un ciudadano, mujer o hombre, que como “Profesional de la Sociedad “ reconozca el Ambiente Político Real, conciba la Historia y sobretodo las circunstancias de peligro que acechan a la sociedad venezolana en el siglo XXI. Sociedad en peligro, por cuanto quienes gobiernan devienen del Hueco Organizacional Militar con todas las perversiones que arrastra ese modelo inspirado en Zamora, léase violencia brutal, perversión e ignorancia distante de la política. Necesitase, entonces, en este colapso del chavismo-madurismo de mujeres y hombres, que a la altura de las circunstancias, frenen al militarismo perverso totalitario que encierra intereses y anti valores contrarios a la institucionalidad y a la visión de la República. Ese liderazgo lo llamaremos Profesionales de la Sociedad.

¡Profesionales de la Sociedad! Mujeres y hombres cargados de ética y comprometidos con la autoridad moral, acompañada del saber y sobretodo a trabajar por el bien de la república, distante de los ismos y colores. Profesionales de la Sociedad como nuevos líderes, que conocen el arte de prever y robustecer soluciones políticas frente al peligro que rodea a al sociedad venezolana. Ese nuevo líder esté en cuenta de la mentiras del revolucionarismo y tiene que tener control de la variable tiempo, así como de acciones para contener las estructuras verticales e irracionales que han arrastrado a la Constitución, al cuerpo de leyes y que están de espalda al ciudadano.

Profesionales de la Sociedad, que no creen en el arribismo del poder político que no son magos del poder, pero sí saben que la sociedad venezolana en su mayoría requiere de este nuevo foco de luz política en la parroquia, para que crezca el protagonismo del ciudadano, que luego se transmita al municipio convertido en masa democrática para que sea capaz de contener la arbitrariedad y la persecución, como lo hace hoy el control militarizado. El nuevo liderazgo se fundamentará en sus valores, su ética, en la difusión de la ecuación de la democracia que permitirá que crezca la actividad y acciones que persiguen el bien común y se pueda cambiar de un Ambiente Político Real Electoral a un Ambiente Político Real Expectante. Todo ello mediante la Resistencia Civil.
El Profesional de la Sociedad como líder logrará la obediencia de la mayoría selo conduzca en Resistencia Civil. Desde esa acción, el nuevo liderazgo crecerá en la acción del civismo, en el poder del ciudadano que está asqueado de la perversión militarista, que aspira y necesita de una nueva democracia. Una nueva democracia que impulse la participación política, que anime a un nuevo gobierno y que comprenda que las conspiraciones, el militarismo y el socialismo han dejado una huella dolorosa y vergonzosa de la anti-política para la persecución, para la Miseria Exponencial, para la diáspora y para la demanda de la venezolanidad que reclama a ese nuevo profesional de la sociedad como líder.

Loa Profesionales de la Sociedad como nuevo liderazgo fortalecerán las instituciones y las leyes con el respaldo del 87% de los demócratas, tendrán como instrumento la Resistencia Civil. Es la nueva sociedad con nuevo liderazgo que está dispuesta a desplazar la barbarie y reinstalar la Constitución como súper ley. De cuanto se trata es que el nuevo liderazgo alcance su poder y vaya construyendo una mayoría que es igual venezolanidad, es igual a libertad, al ejercicio del derecho para vivir en paz y en armonía haciendo política.

Se trata se un cambio. Un cambio político importante y crítico, que barra la improvisación e incremente el profesionalismo de la política, coloque en el centro a una sociedad que es la originaria del poder político. Poder político que nace de la teoría del poder, que lo soporta la soberanía social, que orilla las bocas de fuego y el militarismo y que contiene la violencia grotesca y primitiva impuesta durante 20 años por hombres uniformados, que no son militares. Se trata de la democracia como una fuerza de la mayoría de los venezolanos con un protagonismo de la política, que apunta a una nueva historia donde la decencia y la participación se juntarán para un cambio.

El cambio político parece difícil, complicado y además ha venido siendo perturbado por la Maldad líquida del cubanismo y del militarismo. El nuevo liderazgo como Profesionales de la Sociedad será el factor que superara en toda la geografía venezolana, que por la vía de la espontaneidad democrática generará un cambio político necesario e impostergable. Un cambio político real que cambiará la fisionomía de la persecución, la arbitrariedad, la Venezuela armada y vigilada por grupos y pandillas que representan la barbarie en pleno siglo XXI. Todo ello como desgracia del militarismo obsecuente y el cubismo que tiene asaltada la República.

El nuevo liderazgo en la figura de los Profesionales de la Sociedad está en cuenta el gran reto de este miembro crítico, que como líderes conduzcan, enseñen y guíen a una ciudadanía angustiada pero aún dispuesta a mostrar su gen democrático. Gen democrático mediante al Resistencia Civil practicando movimientos, acciones de carácter político, expresándose como la gran masa que demanda que se rescriba la historia de la decencia política que ha sido azotada por la demencia y el extravío del militarismo. Los Profesionales de la Sociedad como nuevos líderes constituyen los nutrientes del nuevo liderazgo del siglo XXI. Rechazan la anti política y desde ya entienden su gran deber histórico para sembrar la política en el barrio para que crezca hasta le municipio. Para que se practique las plazas y, orando a ese gran líder Beato José Gregorio Hernández, ocurra el milagro político que reinstale la democracia en una Venezuela llena de fe y cristiandad.

Es auténtico,

Dr.José Machillanda
Director CSB-CEPPRO
@JMachillandaP
Caracas, 27 de octubre de 2020.

Esta publicación se publicó originalmente en LaPatilla.com – Ver artículo original

Por favor, siga y nos gusta:
error

Sobre el Autor

Admin
Haber vivido e invertido en Venezuela a tiempo completo durante los últimos ocho años y haber visitado los doce años anteriores. Estudió y siguió de cerca los desarrollos en Venezuela desde 1996.