La canciller de facto de Bolivia procura tener relaciones de cordialidad y respeto con Cuba

© REUTERS / David Mercado

LA PAZ (Sputnik) — La canciller de facto de Bolivia, Karen Longaric, dijo a la prensa local que espera que las relaciones entre su país y Cuba se desarrollen en un clima de «cordialidad y respeto», y destacó que desde 1982 han sido siempre «muy fluidas».

«Espero que las relaciones entre Bolivia y Cuba se desarrollen en un clima de cordialidad y de respeto. Hemos restaurado las relaciones en 1982 y siempre han sido muy fluidas. Quizás en estos 14 años con una participación mucho más intensa. Pero eso no puedo juzgar», afirmó Longaric entrevistada por Bolivia TV.

El 16 de noviembre, el director general para América Latina y el Caribe del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, Eugenio Martínez, dijo que las autoridades bolivianas detuvieron arbitrariamente a la doctora Yoandra Muro Valle, jefa de la brigada médica cubana Muro Valle, y a otros trabajadores.

El mismo día se inició el retorno de la brigada médica cubana en Bolivia y el 17 de noviembre los cuatro cooperantes cubanos de la salud arrestados fueron liberados.
Longaric dijo que el traslado de los médicos cubanos no fue una iniciativa del Gobierno de facto de Bolivia.
«No fue una iniciativa de este Gobierno en decir salgan los personeros cubanos. Eso fue una decisión soberana de la Embajada de Cuba de retirar a esos ciudadanos», dijo la canciller.
Cuba comenzó su cooperación médica en Bolivia en 2005, a través de la Operación Milagro, que permitió atender a cientos de miles de pacientes con afecciones oftalmológicas, y que posteriormente se consolidó a partir de un programa integral de salud. 
Relaciones con Venezuela
Además, Longaric denunció que la Embajada venezolana tenía una «injerencia activa» en los asuntos internos del país, por lo que se decidió declarar persona no grata a los funcionarios bolivarianos.

«Se constató que funcionarios diplomáticos de Venezuela estaban tomando injerencia activa en los asuntos internos del país. Esos hechos violan la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas y ameritan que el país anfitrión, en este caso Bolivia, emita un pronunciamiento declarando persona no grata a la Embajada o los funcionarios», dijo. 
El pasado 15 de noviembre Longaric, anunció la ruptura de las relaciones con Venezuela y la expulsión de los diplomáticos venezolanos del territorio boliviano.
Este 17 de noviembre el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció el regreso de los diplomáticos.
Por su parte, Longaric dijo que Venezuela participaba a través de sus «numerosos» funcionarios diplomáticos en muchos temas políticos que «lesionaban la soberanía» del Estado.
«Fue así que se emitió una nota declarándose personas no gratas en el país y les dimos un período para que se fueran del país. (…) Seguramente en los próximos días se va a formalizar la ruptura de las relacione con el régimen de Maduro, no con el Estado venezolano. Se dará la apertura para que un representante del [líder opositor Juan] Guaidó se acredite en este Gobierno», expresó la canciller de facto.

Bolivia está envuelta en una crisis política desde que el 10 de noviembre pasado Evo Morales renunció a la presidencia, presionado por las Fuerzas Armadas y la policía y luego de varias semanas de protestas por un presunto fraude electoral en los comicios del 20 de octubre.
La Comisión Interamericana de Derechos Humanos contabilizó al menos 23 muertos y 715 personas heridas desde el inicio de la crisis, entre ellos al menos 9 fallecidos y 122 heridos por represión combinada de la policía y fuerzas armadas desde el 15 de noviembre, cuando los uniformados arremetieron contra una marcha de cocaleros en el departamento boliviano de Cochabamba.

Esta publicación se publicó originalmente en Sputnik Mundo – Noticias urgentes y análisis – radio, fotos, vídeos, infografías – Ver artículo original

Por favor, siga y nos gusta:
error

Sobre el Autor

Admin
Haber vivido e invertido en Venezuela a tiempo completo durante los últimos ocho años y haber visitado los doce años anteriores. Estudió y siguió de cerca los desarrollos en Venezuela desde 1996.