Hija de Edgar Zambrano tras 104 días de su secuestro: Papá, bendición donde quiera que estés (video)

Foto: Soley Zambrano, hija del primer vicepresidente de la Asamblea Nacional Edgar Zambrano /Vía @AsambleaVE

Soley Zambrano, hija del primer vicepresidente de la Asamblea Nacional (AN) Edgar Zambrano, ofreció unas palabras durante la sesión extraordinaria de la AN al cumplirse 104 días de su secuestro por parte del régimen de Maduro “Mi padre es un preso político por defender la democracia, la justicia, por eso está en Fuerte Tiuna, mi padre es un hombre honesto, no merece estar un minuto más tras las rejas, desde acá la pido la bendición”

lapatilla.com

Soley aseguró que “sus abogados no han sido juramentados, cuando lo visitamos sus hijas yo lo vi a través de un vidrio tan solo tres horas, eso no es respetar sus derechos humanos, el día 85 no se dio la audiencia preliminar porque no hubo despacho”.

Ningún país en desarrollo en el mundo está regido por los extremos, es urgente que le demos la bienvenida a un modelo político que integre a todos los venezolanos

“Impulsemos un nuevo modelo político que dé movilidad social aquí tiene estas manos, presidente Guaidó. Una característica de mi padre es que es excesivamente tolerante, he aprendido eso de él”, indicó Zambrano

Para Soley, “Todos somos necesarios para la reconstrucción del país, no vamos a esconder nuestros legados, nuestros colores, la democracia enfermó y es urgente oxigenarla, no podemos malponer el sufragio, recuperemos la institución del voto. Yo soy adeca, un partido que transformó para bien al país, es un sentimiento de vida, Acción Democrática reivindicó los derechos de los jóvenes, yo me formé aquí en Venezuela, llevo la política en los genes”.

“Entre todos vamos a reconstruir la niña bonita de Venezuela y los sueños”, finalizó Soley.

Esta publicación se publicó originalmente en LaPatilla.com – Ver artículo original

Por favor, siga y nos gusta:
error

Sobre el Autor

Admin
Haber vivido e invertido en Venezuela a tiempo completo durante los últimos ocho años y haber visitado los doce años anteriores. Estudió y siguió de cerca los desarrollos en Venezuela desde 1996.