Familias venezolanas recurren a juegos para que niños sobrelleven cuarentena por COVID-19

Últimas noticias venezuela

© Foto : Pixabay / 1045373

CARACAS (Sputnik) — La cuarentena nacional en Venezuela para evitar la propagación del nuevo coronavirus no ha sido fácil en especial para los niños, por lo que las familias recurren a diversas alternativas como juegos didácticos y tareas escolares para sobrellevar la medida de aislamiento social.

«Desde hace 15 días estamos en casa, creo que la parte más difícil le ha tocado a los niños porque por más que les explicamos el por qué no podemos salir insisten en querer dar aunque sea una vuelta en bicicleta. Por eso, acordamos que en la mañanas hagan las tareas que mandan del colegio y en las tardes les permito que jueguen con sus equipos electrónicos», contó Ana María Galván, madre de dos niños, al ser consultada por Sputnik.

Carolin Fernández, madre de un niño de ocho años con Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), relató a esta agencia que por la condición de su hijo procuró que no perdiera la rutina, a la cual agregó otras actividades para mantenerlo entretenido.

«Desde el primer día yo no quise que perdiera su rutina de escolaridad, luego que me mandaron las clases por los grupos (de WhatsApp) comenzamos a combinar los estudios con otras actividades, lo involucré en la cocina, lo pongo a que me pase los implementos y vea cómo se hace el arroz, las panquecas, las polvorosas (galletas dulces) y así lo mantengo entretenido», señaló.
Por su parte, Indira Brito, madre dos niñas de nueve y 15 años, detalló que la cuarentena la sorprendió sin juegos didácticos en su casa, por lo que por medio de tutoriales en Internet los elaboró con materiales reciclados.
«No ha sido fácil para mí que soy madre soltera porque tengo que dejar a las niñas e ir a comprar la comida sola; además las niñas ya están cansadas de estar encerradas en la casa; por eso en vista que no tenía juegos para compartir con ellas hicimos un ludo con material que tenía de cartón y tapas de botellas, y la niñas lo pintaron, ahora en las tardes o noches nos ponemos a jugar para pasar el tiempo», relató
Williams Chirino, entrenador deportivo, indicó que debido a que sus hijos no pueden cumplir con sus actividades deportivas diarias, inició una serie de circuitos de ejercicios que realizan en su casa tres veces por semana.

«Lo importante es mantenerlos activos y no dejar que pasen todo el día con los videojuegos, por eso hacemos varios circuitos de ejercicios funcionales que trabajan con el peso corporal. Los días de descanso juego con ellos ajedrez, pienso que hay secarle el lado positivo a esta situación y evitar que los niños sufran por esta pandemia», expuso.

Adicionalmente, el Gobierno venezolano implementó el plan denominado «Cada Familia una Escuela», que tiene como objetivo que mantener la formación de los estudiantes a distancia durante la cuarentena.
Las clases son transmitidas diariamente en las mañanas en el canal del Estado Venezolana de Televisión.

Además los colegios venezolanos también envían a los estudiantes por correos o grupos de WhatsApp diversas asignaciones que deben elaborar durante la estadía en casa, haciendo énfasis que este no es un periodo de vacaciones, sino una contingencia por el coronavirus.
Venezuela cumple 15 días de cuarentena nacional para evitar el aumento de personas contagiadas por el nuevo coronavirus.
Hasta el lunes en el país caribeño se habían registrado 135 personas contagiadas y un total de tres fallecidos por la enfermedad.
A finales de 2019, China informó de un brote de neumonía en la ciudad de Wuhan, capital de la provincia de Hubei (sudeste), causado por una nueva cepa de coronavirus.
En el mundo se han registrado 750.890 casos confirmados y 36.405 fallecidos a causa de la enfermedad, de acuerdo al último informe de la Organización Mundial de la Salud.

Esta publicación se publicó originalmente en Sputnik Mundo: noticias de última hora y de actualidad mundial – Ver artículo original

Por favor, siga y nos gusta:
error

Sobre el Autor

Admin
Haber vivido e invertido en Venezuela a tiempo completo durante los últimos ocho años y haber visitado los doce años anteriores. Estudió y siguió de cerca los desarrollos en Venezuela desde 1996.