Estados Unidos apunta al santuario de Hezbolá en Venezuela

En los días posteriores al ataque estadounidense con aviones no tripulados que mató a Qassem Soleimani en Bagdad el mes pasado, había un libro de condolencias abierto a 11,000 km de distancia en la embajada iraní en Venezuela, en un frondoso distrito de Caracas.

Por Gideon Long en Caracas y Michael Stott en Bogotá / ft.com
Traducción libre del inglés por lapatilla.com 

Entre los visitantes que firmaron el libro estaba Diosdado Cabello, uno de los hombres más poderosos del gobierno venezolano de Nicolás Maduro. Tareck El Aissami y Tarek William Saab, altos funcionarios estatales, expresaron su indignación por el asesinato del general acusado por Estados Unidos de comandar las fuerzas de poder extranjeras de Irán.

Para el gobierno de Maduro, estas fueron simplemente expresiones de solidaridad de una nación en conflicto a otra. Venezuela e Irán son productores de petróleo, miembros fundadores de la OPEP, ambos trabajan bajo las sanciones de Estados Unidos y ambos se oponen implacablemente a lo que consideran la interferencia de Washington en sus asuntos internos.

Pero Estados Unidos y la oposición venezolana liderada por Juan Guaidó acusan a Venezuela de apoyar no solo a Teherán sino a su apoderado Hizbollah , con sede en el Líbano , que Estados Unidos considera una organización terrorista.

“Hezbolá ha encontrado un hogar en Venezuela bajo Maduro”, dijo el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, en una conferencia antiterrorista en Colombia, días después de la muerte de Soleimani. “Esto es inaceptable.”

Una campaña estadounidense para aislar al grupo está ganando terreno en América Latina, donde muchos países están preocupados por la influencia desestabilizadora de Venezuela y, por extensión, de sus aliados.

Recientemente, Colombia y Honduras declararon a Hezbolá una organización terrorista, siguiendo el ejemplo de Argentina y Paraguay el año pasado. El nuevo gobierno en Guatemala ha prometido hacer lo mismo.

“Estados Unidos ha hecho nuestra parte para eliminar la amenaza de los representantes de Irán”, dijo Pompeo en Colombia. [Estamos] animados a ver cómo otras naciones también se han enfrentado a Hezbolá ”.

Es un secreto a voces que Hezbolá ha tenido presencia en América Latina durante años, particularmente en el área de “Tri-frontera” donde se encuentran las fronteras de Argentina, Brasil y Paraguay. Los inmigrantes libaneses llegaron allí en las décadas de 1970 y 1980 escapando de la guerra civil en su tierra natal y muchos apoyan a la organización.

Más al sur, los investigadores argentinos culpan a Hezbolá por el ataque de 1994 contra el centro judío AMIA en Buenos Aires que mató a 85 personas. Una organización palestina con estrechos vínculos con Hezbolá se atribuyó la responsabilidad del ataque.

El supuesto vínculo con Venezuela es más reciente, aunque Guaidó dice que la presencia de Irán en Caracas se remonta a más de una década a cuando el ex presidente venezolano Hugo Chávez entabló una amistad con su homólogo iraní Mahmoud Ahmadi-Nejad.

“La influencia iraní en Venezuela ha estado allí durante unos 12 o 13 años a través de empresas que han sido sancionadas por vínculos con el terrorismo”, dijo Guaidó al Financial Times en un reciente viaje a Londres. Agregó que durante 2017 las autoridades en Caracas emitieron alrededor de 17 pasaportes por día a los iraníes en un momento en que los venezolanos estaban luchando para obtener la aprobación de las solicitudes de pasaportes.

El ex presidente de Venezuela, Hugo Chávez, da la bienvenida al entonces presidente iraní Mahmoud Ahmadi-Nejad en el palacio de Miraflores en Caracas en junio de 2012 © Reuters

Para leer la nota completa pulse Aquí

Esta publicación se publicó originalmente en Página 3 – LaPatilla.com – Ver artículo original

Por favor, siga y nos gusta:
error

Sobre el Autor

Admin
Haber vivido e invertido en Venezuela a tiempo completo durante los últimos ocho años y haber visitado los doce años anteriores. Estudió y siguió de cerca los desarrollos en Venezuela desde 1996.