Entregas a domicilio, una moda tardía que llega a Venezuela con la cuarentena por COVID-19

Últimas noticias venezuela

© REUTERS / Mariana Bazo

CARACAS (Sputnik) — En Venezuela el servicio de pedidos a domicilio (delivery) no es común, pero creció en los últimos días por la cuarentena decretada para evitar la propagación del nuevo coronavirus.

«El restaurante está cerrado para el público, y la gente no viene a comprar para llevar, tengo empleados a quienes debo pagarles, necesito de alguna forma generar ingresos, por lo que comencé a promocionar en todas mis redes la venta a domicilio, las personas nos hacen su pedido y se lo llevamos hasta la puerta de su casa, nos pagan en efectivo, en dólares o por transferencia», explicó a esta agencia Yolimar Rodríguez, propietaria de un restaurante en Macuto, estado La Guaira (norte).

Desde el 16 de marzo, comenzó a regir en Venezuela una cuarentena nacional,de la que están exentos los comercios de alimentos, los restaurantes, que solo pueden vender comida llevar, las farmacias, el transporte, la seguridad y los servicios públicos.
Sin embargo, Carol Delgado, propietaria de una pequeña farmacia, dijo que las personas tienen temor de salir de sus casas hasta para comprar medicamentos, por lo que comenzó a ofrecer el servicio a domicilio, y los pedidos se han incrementado en los últimos días.
«Todas las mañanas pasamos un listado por redes como Instagram, grupos de Whatsapp y a los propios vecinos, con más de 40 medicamentos, para el dolor, hipertensión, antibióticos, antiparasitarios, vitaminas, ácido fólico, entre otros, de manera que los interesados hacen sus pedidos y se los llevamos hasta la puerta de su casa, sin cobrarles por ese servicio», explicó.

© AP Photo / Eduardo Verdugo
Parque Generalísimo Francisco de Miranda, Caracas

Por su parte, Raúl Gómez, de 42 años, contó que se vio en la necesidad de iniciarse en la entrega a domicilio, debido a que su puesto de venta de comida rápida es en la calle, pero por las medidas sanitarias no ha podido instalarlo.

«Dos meses antes de que iniciara todo esto, había montado un puesto en la calle de ventas de pepitos (un pan relleno de pollo, carne, queso, y diversos tipos de salsas), hamburguesas y perro calientes (salchichas); no podía quedarme sin hacer nada, entonces decidí prepararlos en mi casa, al mediodía recibo los pedidos y hago varias entregas sobre todo en las tardes, trato de que sea en la misma zona donde vivo», expuso.

Soledad Martínez se dedica a la repostería desde hace varios años, aunque reconoce que desde que comenzó la cuarentena ha recibido pocos pedidos de tortas, y los que le hacen los entrega ella misma para «no perder la clientela».
«Los entrego yo misma en mi carro(automóvil), tomando todas las medidas, uso el tapabocas y me he vuelto compulsiva con el uso alcohol al salir, al montarme en el carro. Pero los que trabajamos por nuestra cuenta estamos preocupados por nuestros ingresos, porque puede llegar un momento en que no podamos producir, porque si las ventas están bajando, no tendré cómo comprar más materiales para elaborar las tortas», indicó.
Entre tanto, Jackeline Méndez, estudiante de odontología, relató que junto a su mamá elabora diversos tipos de dulce, y en estas dos semanas junto a las ventas han aumentado también las entregas a domicilio.

«Creo que el hecho de que las personas estén encerradas en sus casas les ocasiona ansiedad, y eso hace que quieran comer más dulce, porque últimamente nos llaman muchas personas para realizarnos encargos, y en vista de la situación ofrecemos promociones de raciones de tortas y refrescos (gaseosas) por 3 y 5 dólares, además lo llevamos a cada casa», acotó.

Carlos González, mototaxista, comenzó a laborar en la entrega a domicilios para una empresa privada que se asoció con una de las principales cadenas de farmacias en el país, Farmatodo, a raíz de la contingencia por la pandemia.
«Las personas hacen sus pedidos vía online a Farmatodo, los motorizados contamos con una aplicación en los teléfonos en las que nos hacen la asignación de las entregas que debemos realizar. Nos dirigimos a local y nosotros mismos escogemos los productos que la persona ha solicitado, lo pasamos por caja y nos dan la factura», explicó.
Así, «con esa factura y un punto de pago móvil vamos hasta la casa de la persona donde entregamos y ellos pagan con su tarjeta de débito, luego nos devolvemos a la farmacia para entregar el punto móvil. Nos pagan un dólar por cada entrega, y en el día se pueden hacer entre 7 y 12 entregas», señaló.

El Gobierno venezolano elevó a 91 el número de personas contagiadas por COVID-19.
A finales de 2019, China informó de un brote de neumonía en la ciudad de Wuhan, capital de la provincia de Hubei (sudeste), causado por una nueva cepa de coronavirus llamada SARS CoV-2.
Según los datos del reporte del martes de la Organización Mundial de la Salud, la cantidad de casos confirmados de COVID-19 en el mundo es de 372.757, mientras que los fallecidos ascienden a 16.231.

Esta publicación se publicó originalmente en Sputnik Mundo: noticias de última hora y de actualidad mundial – Ver artículo original

Por favor, siga y nos gusta:
error

Sobre el Autor

Admin
Haber vivido e invertido en Venezuela a tiempo completo durante los últimos ocho años y haber visitado los doce años anteriores. Estudió y siguió de cerca los desarrollos en Venezuela desde 1996.