ABC: Baltasar Garzón apunta contra la Casa Blanca en el caso de Álex Saab – LaPatilla.com

(Foto archivo)

Durante la defensa de Álex Saab en el proceso de extradición en Cabo Verde, Baltasar Garzón, juez inhabilitado en España por prevaricación, ha denunciado lo que él considera una gran estrategia coordinada no para juzgar al empresario por los cargos de soborno y lavado de dinero, sino para hacer caer a Nicolás Maduro y la cúpula del chavismo. Así, Garzón, que también representa al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, que también pelea contra la extradición a EE.UU., ha optado por darle a la defensa de su cliente un tinte político.

Por David Alandete / ABC.es

Saab, testaferro de Maduro, fue arrestado en junio en Cabo Verde, donde se hallaba, según su defensa, con pasaporte diplomático y en misión para adquirir recursos humanitarios para la pandemia de Covid-19.

EE.UU. pidió su extradición para que rinda cuentas por los cargos presentados en Florida. Aunque Cabo Verde no tiene un tratado de extradición con EE.UU., un juzgado autorizó la entrega.

Según dijo el bufete de Garzón, Ilocad, al anunciar el 22 de julio que aceptaba representar a Saab: «Consideramos que existen claros indicios de que se están vulnerando derechos fundamentales por parte del Gobierno estadounidense». Añadió que «es importante destacar cómo muchas de las acciones judiciales en EE.UU. están condicionadas por los intereses políticos y diplomáticos del Ejecutivo, motivo por el cual se están instrumentalizando para presionar a Venezuela en el plano político internacional». De momento, el Gobierno de EE.UU. ha optado por no responder al jurista.

Varios medios colombianos, como «El Tiempo» y «Semana», han publicado que Garzón cobrará unos cuatro millones de dólares (3,4 millones de euros) del chavismo por representar a Saab, algo que su bufete no ha confirmado.

Esta publicación se publicó originalmente en LaPatilla.com – Ver artículo original

Por favor, siga y nos gusta:
error

Sobre el Autor

Admin
Haber vivido e invertido en Venezuela a tiempo completo durante los últimos ocho años y haber visitado los doce años anteriores. Estudió y siguió de cerca los desarrollos en Venezuela desde 1996.